Gastronomía, Lugares

The Lunchbox

Con la idea central de ofrecer comida de restaurantes como pato, lomo de cerdo, chicarrón, pulpo; y ofrecerle a la gente que no tiene tanto tiempo de sentarse una hora y media en un restaurante, pero a la vez busca comida deliciosa y sana, formaron el concepto de The Lunchbox.

Carlos Gallegos junto con su papá Jesús Gallegos, comenzaron la idea del proyecto con el propósito de hacer banquetes para eventos. La idea se fue ampliando, buscando algo diferente a los demás food trucks.

El menú, elaborado por el Chef Marco Mundo, egresado de Culinary Art School, combina la alta cocina en la calle, sin usar cubiertos, fácil y rápida de comer. Utilizando recursos como brochetas para comer camarones, tortillas de jícama para comer atún, entre otros.

Aunque parte de la comida se produce en otro lugar, el camión se adaptó con todas las herramientas necesarias como: horno, plancha y refrigeradores. Es una mini cocina, ayuda con la rapidez para elaborar la comida y también para la limpieza.

Cuando tomé las fotos y video me sorprendí del tamaño reducido del food truck, éramos tres personas dentro, y claro, yo sentía que estorbaba por el espacio. Al preguntarle al ayudante Maxim Pérez, egresado de Culinary Art School, sobre la comodidad, me dijo que han trabajado 6 personas dentro de este food truck; claro que todos están coordinados, cada quien atento a su tarea y trabajando en equipo.


Dentro de las ventajas de los food trucks está el que se puedan cambiar constantemente de ubicación; pueden cambiar los puntos de venta si alguno no está funcionando. Aparte no se paga renta, lo que se hace es que se consigue un permiso de vendedor ambulante.

Otra ventaja es que pueden asistir a eventos. Ellos han participado en varios, como: Expo Cerveza Artesanal, festival All My Friends y el festival Tijuana Makes Me Hungry.

Una desventaja es que no se puede vender alcohol y si le pasa algo al camión, ya no te puedes mover. Además con el clima cambiante de Tijuana, unos días pasan cosas que no se pueden controlar.

No sólo en Tijuana se puede disfrutar la comida de “The Lunchbox”, en los viñedos Emevé, en el Valle de Guadalupe, se encuentra un contenedor completamente equipado para ofrecer comida deliciosa mientras disfrutas del vino (para que no se nos suba). El contenedor va a estar desde este mes Julio a Septiembre del 2014.

DSC_0587-10DSC_0621-11

En cuanto a la gastronomía en Tijuana, el Chef Marco Mundo, cree que en esta ciudad se está escribiendo una nueva historia en la comida. Sobre todo los jóvenes están realizando proyectos en los que puedan explotar su creatividad, proyectos más divertidos, sin tanta formalidad que en un restaurante ya establecido, que puedan meter sus propias ideas.


La nueva Hamburguesa Negra, no está en el menú y hasta ahorita sólo está en versión mini.

Ubicación:

Se encuentran en la esquina de Misión de Mulege y Paseo de los Héroes a la altura del Hospital Ángeles, de Lunes a Jueves de 12:00 a 7:00 pm, Viernes y Sábados se ubican en la recta del Hipódromo de 12:00 a 7:00 pm y en Valle de Guadalupe, en Emevé de Viernes a Domingo de 12:00 a 6:00 pm.


Recomendaciones:

Carlos Gallegos: Tostada del Lechón (no es de lechón, es de chicharrón prensado, el nombre en honor a un amigo de ellos apodado “Lechón”) y la Hamburguesa Negra.

Marco Mundo: Tostada del Lechón y la Hamburguesa Negra.

Maxim Pérez: Los aros de cebolla y las papas, Torta de Pato y la Hamburguesa del Sheriff.

A mi me encanta, sobre todo las papas, son mi debilidad, yo pido la Hamburguesa del Sheriff, está buenísima. Me gustan este tipo de proyectos diferentes y sobre todo que aquí y en el contenedor del Valle trabajan jóvenes que se les nota que sienten pasión por la comida y de comenzar carreras exitosas.

Fotografías y video: Ballev

Ballev

Sigue el blog Bienvenida A Tijuana en facebook: https://www.facebook.com/bienvenidaatijuana

Anuncios
Estándar